Estocolmo en familia – Segunda parte

  • El planning del viaje:

Viernes:

Como decíamos en la entrada anterior, el vuelo salía muy pronto el viernes, a las 7.30 de la mañana. Tocó madrugón. Dejamos el coche, control de seguridad y un par de compras en el Dutyfree, como viajeros profesionales (ver Truconsejos). Vuelo sin incidencias y a las 11.30 estábamos en Estocolmo. Autobús Flygbussarna para ir al centro y, entre una cosa  y otra, ya es la hora de comer.

Habíamos leído que la mejor sopa de pescado de Estocolmo estaba en un sitio que se llama Kajsasfisk, cerca de la estación central, así que nos fuimos directos allí, con nuestras maletas y todo.

No sé si será la mejor sopa de pescado, pero podemos asegurar que estaba deliciosa. 120 coronas el plato de sopa, y te incluía también un pequeño buffet de ensalada y pan y mantequilla. También probamos el salmón a la plancha y estaba igualmente muy rico. El agua era gratis, y la cerveza, unas 60 coronas el botellín grande (medio litro). La comida de los cinco nos salió por 68 euros.

IMG_20180525_132749539

Después de comer, hicimos un poco de tiempo hasta las tres, la hora a la que podíamos hacer el check-in en el apartamento. Fuimos andando, soltamos las cosas, descansamos un poco y nos acercamos a un Lidl que había enfrente a comprar algo para la cena y para los desayunos.

Ya hemos comentado que últimamente en los viajes intentamos cenar en el hotel o apartamento. Más que por ahorrar -que también-, lo hacemos sobre todo porque cuando te pasas todo el día en la calle, hacer la cena fuera cuesta un poco. Tampoco os creáis que nos hartamos de cocinar, lo que solemos hacer es comprar algo sencillo y organizar algo en plan picoteo: paté, humus, embutido, alguna ensalada… Lo más elaborado que hacemos es una tortilla o unos fideos chinos.

Bueno, pues después de soltar la compra, era hora de empezar a ver Estocolmo. Como habían sido muchas horas sentados en el avión, nos apetecía estirar las piernas. Además, hacía una tarde estupenda, más de 20 grados, y las calles y los bares estaban llenos de gente, así que era perfecto para pasear. Fuimos hacia Gamla Stan, el casco antiguo, y estuvimos dando un paseo por allí. ¡Qué bonito! Nos gustó mucho.

IMG_20180609_174525

Después, teníamos previsto dar un paseo en barco, queríamos haber hecho esta ruta, pero estamos empanados nos liamos y no encontramos el muelle desde el que se tomaba el barco.

Como a fin de cuentas había sido un día muuuy largo y estábamos todos reventados, nos fuimos a casita pronto, cenamos y a descansar.

Truconsejos

  1. Aquí un truco de viajeros profesionales. Como el precio del alcohol en Estocolmo es casi prohibitivo y para pasar el control de seguridad no puedes llevar líquidos, en el Duty Free del aeropuerto compramos una botella de vino y una de ginebra, para tomárnoslas luego por la noche.
  2. Si vas a Estocolmo sólo para dos días, como era nuestro caso, intenta volar a Arlanda. Son 45 minutos desde allí hasta el centro de la ciudad. Los otros dos aeropuertos (Skavsta y Västeras) están considerablemente más lejos, como a una hora y media, y eso es tiempo que te quita de estar en la ciudad.
  3. Todos los baños públicos que encontramos eran de pago, incluso en centros comerciales. Es barato, 50 céntimos, pero sólo se puede pagar con tarjeta. Tenlo en cuenta, más que nada por las comisiones que te puedan cargar por el pago en el extranjero y en divisa.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s