Observación astronómica en El Torcal

Anoche fuimos a una observación astronómica en El Torcal. ¿Lo conocéis? Si no es así y estáis por Málaga, bien merece una visita.

De pequeña yo vivía muy cerca (no, no en Antequera), así que íbamos con bastante frecuencia y lo conozco más o menos bien.

Los sábados de verano organizan un plan muy chulo: ruta de senderismo, cena en el restaurante que hay allí y luego observación astronómica. Nosotros hicimos ese plan completo hace cuatro años y nos gustó mucho. La ruta por la que te llevan no es una de las que está abierta al público e indicada, así que ves zonas nuevas.

Como nos dejó tan buen sabor de boca, teníamos ganas de repetir el plan con los niños. Pero la ruta de la visita organizada no está recomendada para menores de 10 años, más que nada por lo irregular del terreno. Optamos entonces por hacer nuestro propio plan. Llegamos a El Torcal e hicimos la ruta verde. Esta ruta es bastante asequible, el Ninja-científico la ha hecho ya varias veces, la primera vez tendría unos 4 o 5 años. Se tardan unos 50 minutos en completarla y pasa por zonas tan chulas como esta:

IMG-20180722-WA0011

Después de la ruta, cenamos en una de las mesas que hay por la zona de aparcamiento. Fue una cena de lo más agradable, tranquilos,  fresquitos y viendo cómo poco a poco iba cayendo el sol. En Málaga hacía más de 38 grados, y en El Torcal estábamos a una temperatura perfecta. Un gustazo, vamos.

Y cuando se hizo de noche, empezamos la observación astronómica. Nos enseñaron constelaciones, planetas, estrellas e incluso vimos la Estación Espacial Internacional, que pasa muy rápido y es muy brillante. Con los telescopios que había montados, pudimos ver la Luna, Júpiter, Saturno y Marte.

IMG_20180721_215355869
Telescopios preparados para la observación

Anoche la Luna estaba en cuarto creciente y daba mucha más luz de lo que uno se imaginaría y, además, el astrónomo comentó que la atmósfera estaba poco limpia, que había mucha humedad, y eso nos impidió ver otros elementos que vimos la otra vez que estuvimos en la observación, como la Vía Láctea o alguna nebulosa (esto último, a través de telescopios, claro).

Pasamos una tarde-noche muy buena y, aunque los niños más pequeños (incluido el Ninja-científico) se quedaron dormidos durante la observación, a todos nos gustó mucho.

IMG_20180722_173934
El Ninja-científico y su amigo, bien cómodos para ver las estrellas

Si vais, echad sillas o colchonetas para mirar al cielo, que si no os va a doler el cuello. Y ropa de abrigo. Mucha. Anoche tuvimos suerte y hacía una noche muy buena, con un par de mangas era suficiente, pero la vez anterior que fuimos hizo tanto frío que casi todo el mundo se fue al rato de que empezara la sesión. Es que, de verdad, era insoportable. Esta vez íbamos súper preparados.

¡Ah! Y lo que más le gustó a los niños fue ver a Willy, un zorro que se acerca todas las noches a ver si consigue algo de comida.

Bueno, espero que os guste esta idea para las noches de verano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s