Finlandia en verano y en familia – Estación de esquí de Ruka

La estación de esquí de Ruka es una de las más conocidas de Finlandia. Como es normal, cuando más actividad tiene es en invierno, aunque también la promocionan bastante como destino de verano. Tiene un tobogán de esos en los que vas con una especie de trineo y, además, por toda la zona hay varias rutas de senderismo.

Nuestra idea inicial para el último día que estábamos por allí era haber repetido en el parque Oulanka y hacer alguna actividad chula con los niños, como canoas o paddle surf, pero la experiencia del día anterior con la carretera nos hizo desistir del plan. Estuvimos pensando ir al Parque Nacional de Riisitunturi, pero, en general, no nos terminamos de aclarar con los mapas de acceso a rutas de senderismo. Además, ese parque no tiene Centro de Visitantes, así que teníamos que ir a tiro fijo a una ruta, y no todas empezaban en el mismo sitio.

Total, que nuestro último día completo en Ruka decidimos tomárnoslo con calma y a media mañana subimos a la estación de esquí. Fuimos directos al punto de información turística. Allí nos explicaron cómo subir al tobogán de verano y las rutas que podíamos hacer por allí. También nos dijeron que en la zona en la que habíamos dejado el coche sólo podíamos aparcar durante una hora, que mejor lo lleváramos a otra zona, delante de una pizzería, que allí no había límite de tiempo.

El tobogán de verano y sus correspondientes renos

Después subimos en el único remonte que estaba abierto. La web hablaba de ‘scenery lift’ y ahí se nota mucho que no somos de nieve, porque todos nos habíamos imaginado que era algo tipo ascensor panorámico, no un remonte tipo telesilla. Quedamos como auténticos catetos, jajajaja.

En lo alto de la montaña. Se ve el telesilla y el comienzo del tobogán.

El remonte te subía a la cima de la montaña y, desde allí, salían varias rutas. Estuvimos un rato andando por allí, había unas vistas impresionantes. Hacía bastante frío.

Y luego podías bajar en el telesilla, tirándote por el tobogán o andando. Mis Ninjas me dijeron que ellos pasaban de tobogán y que bajaban otra vez en el remonte. El resto del grupo también se dividió. Más o menos la mitad bajamos por el tobogán y la otra mitad en el telesilla.

J. y Ninja-científico en mitad de una de las pistas de esquí. Estaban muy enfadados por algo y se plantaron ahí en mitad.

La bajada en el tobogán fue bastante chula. Yo bajé con J (7 años) en el mismo trineo. Tan preocupada iba por no embalarnos ni salirnos en alguna curva que nos pasó justo lo contrario, que un par de veces nos quedamos completamente parados en el tobogán, jajajaja.

Los que habían bajado en el telesilla venían diciendo que el viaje había sido muy chulo, y los niños querían repetir el trineo. Así que volvimos a subir y bajar un par de veces más. Vamos, demostrando una vez más que nunca nos habíamos subido en algo así.

Por cierto, los precios del remonte. Depende, porque había descuentos por grupo, pero vino a salir a unos 6 euros o así el viaje de ida y vuelta.

Luego fuimos a comer a la pizzería que había donde estaba el coche, Pizzeria Ruka. Unas pizzas buenísimas y a un precio bastante razonable para ser Finlandia (unos 15-18 euros por persona). Había pizzas para niños, un poco más pequeñas que las de adulto y a mitad de precio. Comimos muy muy bien.

Luego, pequeña compra en el supermercado y a casa, que estábamos cansados y la tarde se estaba poniendo un poco fea.

El resto de tarde lo pasamos en casa tranquilamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s