Solsticio de verano en los Dólmenes de Antequera

Cuando era poco mayor que el Ninja-científico, en la academia de inglés a la que iba (¡hola, Jenny!) recuerdo que leímos un texto sobre Stonehenge. Yo nunca había oído hablar de ese sitio, y me pareció fascinante descubrir que el primer rayo de sol del solsticio atravesaba el eje central de la construcción. Mira que la prehistoria no es que me llame mucho la atención, pero casi casi desde entonces llevo con ganas de poder ver algo parecido.

Este fin de semana hemos podido ir a ver el solsticio de verano en el dolmen de Menga, en Antequera. Vale, no es lo mismo que Stonehenge, pero ha sido una experiencia muy chula.

A través del Facebook del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, vi que organizaban visitas para el solsticio de verano, solicité entradas para los tres y tuve suerte y las conseguí. Al igual que las visitas nocturnas, es una actividad gratuita.

El día antes, el Ninja-ingeniero se lesionó, «pabersematao». Afortunadamente todo ha quedado en una lesión que va mejorando por días, pero el pobre no estaba para hacer la visita, así que nos fuimos el Ninja-científico y yo. Este hijo mío sigue a su madre en muchas de sus locuras, y a las cinco y media de la mañana se levantó casi sin protestar.

Había que estar en Antequera a las 6:45 de la mañana, salimos de casa a las 6:00. Más tranquila que estaba la carretera.

Cuando llegamos, control de asistentes, instrucciones, y a esperar unos minutos a que saliera el sol a las 7:10. ¡Un fresquito que hacía!

Antes de pasar a las fotos, una breve explicación. Los dólmenes que se pueden visitar son el de Menga y el de Viera. El de Menga está perfectamente alineado con la Peña de los Enamorados, con una zona en la que se han encontrado pinturas rupestres y se cree que había algún tipo de santuario. Nos contaron que es de los poquísimos dólmenes que no está orientado al cielo, es decir, que no está alineado con ningún fenómeno astronómico como solsticio o equinoccio ni con ninguna estrella.

El dolmen de Menga tiene una desviación de unos diez grados (creo que dijeron eso) con respecto a la alineación del sol en el solsticio. Además, el solsticio astronómico ya ha pasado (este año ha sido el 20 de junio), por lo que nos indicaron que los rayos del sol no llegaban hasta el fondo de la construcción.

Así estaba el sol momentos antes de entrar al dolmen:

IMG_20200627_071157286_HDR

 

Y así de bonita se veía la entrada:

IMG_20200627_070715194

Por el coronavirus, nos dijeron que íbamos a entrar al dolmen en grupos de ocho personas, para poder mantener la distancia de seguridad. Haríamos turnos de tres o cuatro minutos.

Las fotos no hacen justicia, ni soy buena fotógrafa ni llevo buena cámara, pero bueno, así se veían los primeros rayos de sol desde dentro:

IMG_20200627_071558145

IMG_20200627_071602831

Cuando salimos, apenas unos minutos después, fijaos lo que había subido ya el sol:

IMG_20200627_071801582

Nos dejaron entrar un par de veces más, pero a la segunda al Ninja-científico empezó a pesarle el madrugón y el frío y no quiso entrar más.

Luego, el guía, Miguel Ángel, nos dio una charla interesantísima sobre los dólmenes. Me gustó mucho. Nos estuvo explicando lo que he contado antes sobre la alineación, y también nos recordó que no está clara qué función tenía el dolmen de Menga, que cada vez parece estar más claro que no era un templo funerario, sino que se usaba para algún tipo de ritual.

También nos contó que el dolmen de Viera está perfectamente alineado con los equinoccios, y que merece mucho la pena verlo en ese momento. Ese dolmen sí parece tener claramente una función como templo funerario. Con una reconstrucción que hicieron hace unos años, simulando cómo sería el templo completo, descubrieron que los rayos de sol del equinoccio no llegaban hasta el final de la galería, la zona «funeraria»: luz y oscuridad, vida y muerte.

A eso de las ocho, ya habíamos acabado la visita. Mirad el cambio de luz:

IMG_20200627_072703572

Mi hijo dice que lo mejor fue ver amanecer y lo peor, el frío que pasó.

Estaremos atentos a las redes sociales a ver si podemos ver el equinoccio en el dolmen de Viera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s